CORFO INNOVA CHILE 13IDL2-23425 (2014-2016). AlgaeFilter: AlgaeFilter Biofiltro de algas inmovilizadas en matriz polimérica para el tratamiento de agua con alto contenido de metales pesados.

CORFO INNOVA CHILE 13IDL2-23425 (2014-2016). AlgaeFilter: AlgaeFilter Biofiltro de algas inmovilizadas en matriz polimérica para el tratamiento de agua con alto contenido de metales pesados.

CORFO INNOVA CHILE 13IDL2-23425 (2014-2016). AlgaeFilter: AlgaeFilter Biofiltro de algas inmovilizadas en matriz polimérica para el tratamiento de agua con alto contenido de metales pesados.

El tratamiento de aguas a nivel mundial, tanto industriales como domésticas, registra para el año 2013 un tamaño de mercado de más de USD 177.739 millones con una tasa compuesta de crecimiento anual del 10,4%, este alto valor esta dado principalmente por legislaciones ambientales con mayor exigencia y la necesidad de obtener más eficiencia en el uso del agua. En relación a lo anterior, los metales pesados son parte fundamental de las fuentes antropogénicas provenientes de desechos domésticos, agrícolas e industriales. Por otra parte algunas fuentes de agua poseen en forma natural altos índices de metales pesados, los que resulta de suma peligrosidad para la salud del ser humano, la vida acuática (marina o dulceacuícola) y para el ambiente en general. Diversas investigaciones han demostrado la gran capacidad de diferentes tipos de algas (micro y macroalgas) para remover metales pesados desde la columna de agua, a modo de ejemplo en 2013 Richards y Mullins utilizaron cuatro cepas de microalgas Nanochloropsis, No obstante, el uso convencional de microalgas en el tratamiento de aguas está sujeto a diversas dificultades dado que la recuperación de las microalgas disueltas en la columna de agua representa unos de los mayores problemas técnicos, por tal motivo la presente iniciativa propone la inmovilización de las microalgas en una matriz polimérica que permitan la rápida recuperación de la biomasa. En el caso de las macroalgas se han realizado estudios para determinar la remoción de metales pesados desde aguas utilizando biomasa seca. Kratochvil y colaboradores lograron remover el 70% del cromo desde aguas contaminadas en un rango de entre 2 a 24 horas utilizando biomasa seca de la especie Sargassum. Dadas estas evidencias el Grupo Interdisciplinario en Biotecnología Marina (GIBMAR) junto al Grupo de Modelación numérica del Departamento de Ingeniería Matemática propone el desarrollo de un sistema automatizado de biofiltración alternativo y de bajo costo utilizando algas inmovilizadas en una matriz polimérica para la remoción de metales pesados desde aguas cargadas tanto de forma natural como desde actividades industriales, permitiendo dar cumplimiento a las normativas sanitaria y ambiental (DS90 y DS 609) vigentes en Chile y dirigida a mejorar la calidad del agua ya sea para consumo humano como para biorremediar efluentes líquidos industriales. La ejecución de esta innovadora propuesta permitirá seleccionar algas para la remoción de metales pesados, desarrollar e implementar un prototipo automatizado de biofiltración de bajo costo, con filtros 100% naturales y biodegradables para tratar 1000 litros, demostrando una tecnología escalable y comercialmente viable para la remoción de metales pesados, promoviendo la entrada a un mercado en crecimiento con amplias oportunidades de desarrollo económico en nuestro país.