CONICYT–FONDEF D10I-1158. (2011-2014) Desarrollo de materiales termoplásticos biodegradables a partir de biomasa macroalgal.

CONICYT–FONDEF D10I-1158. (2011-2014) Desarrollo de materiales termoplásticos biodegradables a partir de biomasa macroalgal.

CONICYT–FONDEF D10I-1158. (2011-2014) Desarrollo de materiales termoplásticos biodegradables a partir de biomasa macroalgal.

La gran mayoría de materiales plásticos usados hoy en día se basa en materias primas fósiles derivadas del petróleo. Los materiales plásticos, utilizados en todas las áreas de consumo son posiblemente los que con mayor amplitud se transforman en productos manufacturados destinados a limitados períodos de uso (embalaje y empaque). Como consecuencia de ello, cada día es mayor la cantidad de residuos plásticos generados, que crean problemas ambientales y un continuo desaprovechamiento en la reutilización de estos residuos. A la problemática generada del consumo intensificado de materiales plásticos se suma el hecho de que muchas de las materias primas del plástico han sido afectadas negativamente por los incrementos en el precio del petróleo. En los últimos años el incremento en los precios del plástico ha fluctuado entre un 30 y 80%, determinando en gran medida que la adquisición de estas materias primas se haya visto encarecida. En este contexto, la creciente búsqueda de otras fuentes alternativas para la obtención de materias primas, que permitan su transformación en materiales plásticos representa un desafío para muchos grupos de investigación y sectores empresariales. En esta búsqueda se han establecido diferentes fuentes o recursos renovables, cuya transformación de sus compuestos permitan desarrollar nuevos materiales biodegradables. Estos recursos provienen en su mayoría de la biomasa vegetal, microbiana y recientemente algal. Esta última (algas), presenta una gran potencialidad como materia prima para la elaboración de termoplásticos funcionales debido a su diversa composición química y gran cantidad de componentes estructurales y bioáctivos. La estructura inherente de las macroalgas, las hace especialmente indicadas para la producción de bioplásticos principalmente por las características morfológicas de sus fibras, las cuales pueden alcanzar grandes tamaños, siendo esta característica un factor importante en la integridad estructural y estabilidad del material. Adicionalmente, de las macroalgas es posible extraer grandes cantidades de polisacáridos coloides y aniónicos sulfatados, compuestos con gran actividad antioxidante y antimicrobiana. El hallazgo de estos nuevos compuestos activos esta permitiendo generar nuevas aplicaciones y como consecuencia de ello elevar la producción del cultivo de macroalgas y dar mayor valor agregado a los productos generados a partir de la biomasa macroalgal. El uso de macroalgas para el desarrollo de bioplásticos representa una enorme oportunidad para el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan el uso sostenible del recurso algal y de su conversión en termoplásticos. El aprovechamiento y transformación de los compuestos químicos provenientes de la biomasa algal se realiza en un proceso global conocido como “biorrefinería” lo cual permitirá cubrir la creciente demanda de bioplásticos debido a su funcionalidad, procesamiento y carácter biodegradable de éste producto. Por tal se espera que la producción mundial de bioplásticos se cuadruplique para el año 2013. El uso sostenible de recursos algales para el desarrollo de materiales termoplásticos funcionales, determina que la aplicación final de los productos obtenidos se oriente en sectores de alto valor comercial y competitividad, como la industria alimentaria, agrícola y el sector exportador. La ejecución de este innovador proyecto permitirá desarrollar e implementar la conversión de la biomasa macroalgal en materiales termoplásticos funcionales con propiedades de barrera, antimicrobiales y de liberación controlada de nutrientes, generando un nuevo campo de aplicación y fortaleciendo la asociatividad con el sector empresarial.